Aminatu Haidar

21 Noviembre 09

A Aminatu Haidar

Tengo serias dudas de que la foto de Aminatu Haidar en el aeropuerto de Lanzarote sea buena para Canarias, pero de lo que tengo certeza absoluta es de que esta apasionada mujer saharaui, envuelta en su melfa ha logrado refrescarnos a todos la memoria sobre la situación de su pueblo, olvidada por el peso del pragmatismo y de las razones de seguridad internacional que nacieron tras los atentados terroristas del 11-S en Nueva York y el 11-M en Madrid. El terrorismo islamista y la expansión vertiginosa del radicalismo apostado en las fronteras de Marruecos, en la zona del Sahel, (Malí y Níger como epicentro y Mauritania, Chad y Burkina Faso como Estados periféricos), constituyen la mejor garantía de Marruecos para convencer a la comunidad internacional de que su plan autonomista es la única salida viable al conflicto.
En el camino estábamos a punto de olvidar que es Marruecos quien, en 1975, invade el Sahara Occidental para impedir que España, la potencia colonial desde 1885, organizase un referéndum sobre la independencia bajo mandato de las Naciones Unidas. Desde entonces, el movimiento independentista del Sahara Occidental, el Frente POLISARIO, ha desafiado el intento de Marruecos de anexionar el territorio por la fuerza, como de hecho ha ocurrido. La misión de las Naciones Unidas, surgida tras el acuerdo de alto el fuego en 1991, tenía el objetivo de organizar el referéndum sobre la independencia, sin que hasta la fecha lo haya logrado.
Olvidamos también que el tema fue sometido a juicio del Tribunal Internacional de Justicia, siendo absolutamente claro al determinar que el poder soberano en el Sahara es de los nativos saharauis, las tribus nómadas preexistentes, porque no existe ningún lazo jurídico ni histórico con Marruecos. El problema del Sahara es de agresión, de ocupación, de negación de la soberanía y de autodeterminación.
Las resoluciones de Naciones Unidas, no dejan ninguna duda al respecto y la última, del pasado mes de marzo, reitera la necesidad del referéndum frente a la propuesta autonomista. Marruecos ha decidido no esperar más y ocupar definitivamente el territorio y consolidar el estado. Utiliza todos los medios a su alcance para presionar a la comunidad internacional y que dé por buena la ocupación. El Rey Mohame VI lo expresó en un discurso ultranacionalista, preludio de la oleada de detenciones de activistas, a los que se les acusa de traición al Estado y sobre los que pesa una posible condena de pena de muerte.
Es en este contexto en el que se entiende que todas las negociaciones abiertas entre España y Marruecos, entre otras el trazado de la mediana, la zona económica y la explotación conjunta de petróleo en las aguas de Canarias, estén paralizadas.
Con la expulsión de Aminatu Haidar, Marruecos da una vuelta de tuerca a los saharauis y a las relaciones con España. Pudo obviar el asunto de la nacionalidad y dejar entrar a Haidar para que fuese inmediatamente olvidada por la prensa internacional. Pudo detenerla y encarcelarla si, como alegan, constituye un problema para la seguridad nacional. Pero la ponen en un avión rumbo a Lanzarote, con la intención de retar a España y como termómetro de la fidelidad debida de Zapatero al régimen marroquí, como así ha sido.
Ni España, ni Francia, ni Estados Unidos, están dispuestos a forzar a Marruecos a que acepte la legalidad internacional. La estabilidad de Marruecos se ha convertido en un elemento imprescindible de la estrategia de seguridad de Occidente. La legalidad, la historia y la justicia, están de parte de los saharauis, pero la seguridad internacional impide que sus derechos sean reconocidos. Distorsiona también el reconocimiento de este derecho el sesgo ideológico que el Frente POLISARIO ha adquirido a lo largo del tiempo.
Lo que no ha calculado Marruecos es que Haidar ha resucitado la injusticia de la ocupación y del atropello de los derechos de un pueblo al que le asiste la justicia. Marruecos también ha confirmado las dudas que muchos teníamos sobre su buena voluntad para un acuerdo autonomista, porque a cambio pretendía un pase de página, el olvido de todos los derechos de los saharauis.

Anuncios

2 comentarios so far »

  1. 1

    miralarima said,

    Dejadla salir.
    Dejadla morir.
    Que no viva ahí.
    Que no viva así.
    Prefiere morir
    a vivir ahí.
    Prefiere morir
    a vivir así.
    Prefiere morir
    a ser marroquí.
    Si no es su país.
    Si no es marroquí.
    Saharaui sí.
    Prefiere morir
    a vivir ahí.
    Prefiere morir
    a vivir así.
    Dejadla salir
    Dejadla morir.

  2. 2

    Manuel said,

    El caso de Aminatu vuelve a ser una evidencia más de la hipocresía que se despliega por el mundo, aunque, como el caso de España, se disfracen de falso progresismo y a la vez joroben como el que más. El tema del Sahara no es más que otro de los casos vergonzosos de injusticia que padecen los pueblos que no poseen recursos apetecibles para el “democrático” primer mundo, además de tener la desgracia de que junto a él haya un pais que es gendarme de USA (caso este de Marruecos en Africa, o de Israel en Próximo Oriente). Y vergonzosa también la actitud hacia el pueblo saharaui de los dos gobierno seudosocialista que han gobernado en España limpiandole la baba al rey marroquí y olvidándose de los compromisos firmados, y lo que es más importe, los morales, contra un pueblo que lleva siglos padeciendo injusticias. Desde aquí animo a los grupos de apoyo a Aminatu a que redoblen la lucha, pero que no caigan en el error de que esta luchadora muera, oiganlo bien, eso es lo que desearía el gobierno Marroquí: muerta serían dos días de noticias pero viva se convertiría en una “mosca cojonera”, y eso si que les da quebraderos de cabeza. Y una reflexion más: ¿dónde está el Frente Polisario que no se les ve ni oye? Me guardo lo que pienso. ¡A vivir Aminatu, que tú vales más viva que muerta, ya que los actuales lideres saharaui han caido en el conformismo! Saludos de un Andalusí.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: