Archive for febrero, 2010

CHILE, CATÁSTROFE

Robert Mur | 28/02/2010| Actualizada a las 09:03h | Sucesos

Los chilenos temían un gran terremoto, y sucedió. Veinticinco años después del último gran seísmo que afectó al país, la madrugada del sábado -3:36 hora local- Chile volvió a temblar con una intensidad de entre 8,3 y 8,8 grados en la escala de Richter, según diversos observatorios, durante un minuto interminable.

 


La directora nacional de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), Carmen Fernández, dijo que la cifra de fallecidos supera ya los 300 y que estima “que va a seguir incrementándose”, informan varias agencias.

En Hawai, el maremoto causado por el terremoto provocó olas que alcanzaron cerca de un metro más que su nivel usual. Pero, según el Servicio Geológico de los EE.UU., eran menores que lo previsto, por lo que levantaron la alerta de tsunami.

El epicentro del seísmo se situó a unos 115 kilómetros de la ciudad de Concepción, que está a unos 500 kilómetros al sur de la capital, Santiago. Las víctimas y los destrozos son mayores en esa área, correspondiente a las regiones del Maule y del Bio Bio, declaradas zona de emergencia por la presidenta Michelle Bachelet, que ayer sobrevoló algunos de los lugares más afectados.

No obstante, también en Santiago –donde el terremoto del 1985 golpeó con más fuerza– los efectos del temblor se dejaron notar. El suministro eléctrico quedó interrumpido durante las primeras horas tras el movimiento telúrico, pero la compañía Chilectra –filial de Endesa- informó que había restablecido el 80% del servicio.

Las imágenes de carreteras retorcidas, puentes hundidos y las escenas de pánico en las calles del sur chileno no hacían otra cosa que amplificar la sensación de caos en esa zona y en Santiago, donde varios edificios presentaban grietas y amenazaban con venirse abajo. Según datos oficiales, de momento hubo 30 muertos en la región metropolitana, 40 en la de O’Higgins, 34 en la de Maule, 31 en Bío Bío, nueve en Valparaíso y cinco en La Araucanía. La poblada ciudad portuaria de Concepción, capital de Bío Bío, fue la localidad que sufrió más daños. Unas 60 personas quedaron sepultadas bajo los escombros de un edificio.

En los territorios insulares chilenos también hubo víctimas. En el pequeño archipiélago de Juan Fernández, a unos 600 kilómetros de Valparaíso, murieron cinco personas y otras trece permanecían desaparecidas por los efectos de un tsunami provocado por el temblor. El gobierno llegó a evacuar a la población costera de la remota isla de Pascua ante las informaciones de que una ola gigante se dirigía a este enclave chileno situado en medio del océano Pacífico.

La ministra de Vivienda, Patricia Poblete, confirmó ayer que en todo el país hay al menos “medio millón de familias afectadas”, las cuales han sufrido daños en sus domicilios.

El temblor también se percibió con fuerza en Argentina, donde causó al menos dos víctimas mortales, un niño de 8 años al que le cayó un muro en la ciudad norteña de Salta, y un hombre de 58 años. El sismo se notó en muchas localidades argentinas limítrofes a la cordillera de los Andes, como Mendoza, desde donde parte la principal vía de comunicación con Chile a través del Paso de los Libertadores. Esa carretera sufrió algunos desprendimientos, que complicaban al acceso y creaban la imagen de incomunicación del país. Los efectos, aunque minimizados, llegaron incluso a sentirse en la capital argentina, Buenos Aires, situada a más de mil kilómetros de Chile.

El aeropuerto de Santiago fue cerrado tras el temblor, lo que provocó la cancelación de todos los vuelos, incluidos la mayoría de la aerolínea Lan, que habitualmente hacen conexiones en la capital chilena antes de volar a otros destinos internacionales. De hecho, la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, fue una de las afectadas, ya que tuvo que descender en Buenos Aires cuando se dirigía a Chile para participar, el martes, en la inauguración del V Congreso de la Lengua Española. Los Reyes debían abrir el encuentro, que quedó suspendido. También fue suspendida la última jornada del Festival de la Canción de Viña del Mar, que debía haber acabado ayer con normalidad.

La interrupción de la comunicación aérea provocó que quienes querían arribar a Chile se aventuraran por los pasos terrestres que permanecían abiertos. Por ello, muchos periodistas volaron hasta la ciudad andina de San Carlos de Bariloche para intentar cruzar directamente por carretera hasta el sur de Chile y aproximarse a la zona más devastada por el seísmo.

Por otra parte, unos 200 presos de una cárcel de Chillán, a 400 kilómetros de Santiago, lograron escapar cuando el temblor provocó el derrumbe de un muro exterior. La cifra de delincuentes huidos inicialmente era mayor, pero la policía logró recapturar a unos setenta. El gobierno chileno decidió postergar el inicio de las clases que debían comenzar mañana, tras las vacaciones veraniegas, desde Santiago hasta el sur del país.

El Servicio Geológico de los EE.UU. informó que tras el temblor de 8,8 grados Richter se produjeron, al menos, 58 réplicasde unos 6 grados. Por su parte, el Servicio Sismológico de la Universidad de Chile hablaba de una intensidad de 8,3 grados Richter.

Chile posee el récord del terremoto registrado de mayor intensidad de la historia mundial. Fue en 1960, con epicentro en la ciudad sureña de Valvidia –no muy alejada de donde estuvo el epicentro de ayer- y registró una intensidad de 9,5 grados Richter, y causó tres mil muertos y dos millones de damnificados. El temblor provocó un maremoto que afectó Hawai y Japón.

Desde 1985, en que el terremoto de Santiago causó 177 muertos, los chilenos se han preguntado constantemente cuándo llegaría el próximo terremoto. En Chile, no había conversación sobre terremotos donde los interlocutores no recordasen dónde se encontraban aquel 3 de marzo de hace veinticinco años. Lamentablemente, desde ayer tienen otra fecha fatídica para recordar, en un país donde los temblores de menor intensidad se perciben casi a diario.

 

Anuncios

Comments (4) »

Shay Cullen

“Si la gente del campo tiene un trabajo digno, evitamos la prostitución”

Es conocido mundialmente como el cura ‘cazapederastas’ por su lucha contra la explotación sexual de menores en Filipinas. A través de su fundación Preda, Shay Cullen, nominado dos veces al premio Nobel de la Paz, ha reinsertado a miles de jóvenes que hoy tienen un trabajo digno gracias al comercio justo. El sacerdote ha visitado España y nos ha explicado los diversos ámbitos de trabajo que cubre su organización, fundada en 1974.

En nuestras tiendas se pueden encontrar los productos de comercio justo elaborados por los artesanos y artesanas de Preda.

 

¿Cómo surge la aproximación al comercio justo?
Tras rescatar a un grupo de jóvenes encarcelados por el régimen de Marcos. Una vez que logramos sacarlos de la cárcel, tuvimos que pensar en cómo darles medios de vidas para alimentarse y vivir. De ahí surgió la idea de hacer algunos productos artesanales y venderlos. Esto sucedió en 1974. Por tanto, el comercio justo ha sido uno de nuestros principales proyectos, desde siempre.

¿Cómo llegó a involucrarse en la lucha contra la pederastia?
Cuando llegué a Olopango, Filipinas, en 1969, me sorprendió la cantidad de prostíbulos, que atendían principalmente a una base militar estadounidense establecida en la zona. Comencé una campaña para expulsarlos de la zona, lo que logramos a mediados de los ’80. Lo más grave era la cantidad de niñas, y también niños, explotados por mafias que han hecho del sudeste asiático un paraíso del turismo sexual y de los pederastas. La lucha contra ellos, denunciarlos y lograr que vayan a la cárcel, es parte de  la lucha contra la explotación infantil.

En Europa, usted es conocido principalmente por esta parte de su trabajo ¿puede explicar las otras áreas de su fundación?
Actualmente Fundación Preda tiene 89 trabajadores. Nuestra sede está en la ciudad de Olopango, pero tenemos centros de acogida de menores en distintos puntos del país. Ahí recibimos a los menores que rescatamos de la explotación sexual, pero también tenemos otros proyectos. Actualmente nos hacemos cargo de la reinserción de unos 1.000 menores al año. Entre los otros proyectos destaco el rescate de niños y niñas desde la cárcel. En Filipinas hay muchos menores que llegan a la cárcel porque simplemente los servicios sociales no tienen donde enviarlos. También damos apoyo a los niños y niñas filipinos-estadounidenses abandonados por sus padres marines que dejaron el país.

Pero además trabajamos con los pueblos originarios: hemos asesorado a grupos indígenas para que recuperen sus tierras. Y por supuesto, damos asesoría a cooperativas rurales que producen mango, piña y coco a través del comercio justo. También impulsamos cooperativas en zonas urbanas, conformadas mayoritariamente por mujeres, que hacen artesanías y productos en madera o juguetes infantiles, como los que se encuentran en las tiendas de comercio justo de Intermón Oxfam. Debo decir que tenemos una buena red de trabajo con muchas otras ONG.

¿El comercio justo es una herramienta de reinserción de los menores explotados o es más bien una estrategia preventiva?
Se dan ambas situaciones. Algunas de las niñas que hemos rescatado de las mafias del sexo luego han crecido y han aprendido a hacer bolsos, por ejemplo. Y hoy trabajan en ello. Tenemos varios grupos de trabajadoras que se han especializado en distintos productos. La otra dirección del programa de comercio justo es darle medios de vida al campesinado con quien trabajamos, para que tenga para alimentar y cuidar a sus hijos e hijas, y así no tengan que emigrar a la ciudad. Muchas jóvenes van con la promesa de trabajar en la limpieza de hogares y terminan explotadas por estas mafias. Si la gente del campo tiene un trabajo digno, evitamos que sus hijas caigan en la prostitución. Intentamos que la vida en el campo sea una alternativa digna, lejos de la explotación.

¿Cómo nacieron los primeros contactos para traer estos productos a Europa?
En 1983 teníamos esta campaña contra la base militar estadounidense situada en Olopango. En  esa época el gobierno local tenía intereses en el negocio sexual y nos perseguían por nuestro activismo. El argumento era simple ‘si se van los marines no hay negocio, no tendremos cómo sobrevivir’. Teníamos que demostrar que se podían traer recursos a la ciudad de otra forma y teníamos nuestros productos de artesanía. Entramos en contacto con el movimiento de comercio justo y finalmente algunas organizaciones vinieron a visitarnos. Nos ayudaron a traer nuestros primeros productos al mercado europeo. Eso fue el comienzo.

¿Cuáles son los productos de comercio justo que actualmente exportan a países europeos?
En un principio, comenzamos con la artesanía. Actualmente tenemos unos 23 productos artesanales, como bolsos, bandejas, productos de decoración de madera, por supuesto no todos se venden igual de bien, especialmente ahora con la recesión económica. Muchos de estos productos se encuentran en las tiendas de Intermón Oxfam.

En los últimos años, nos hemos especializado en el cultivo del mango, se da muy bien en las zonas rurales. El mango seco se ha transformado en nuestro producto más importante. Pero también estamos produciendo y comercializando, piña seca, coco y papaya seca. Aunque el mango es el más importante porque es el sustento de más de 300 campesinos y campesinas organizados en 12 cooperativas. Hoy reciben ingresos dignos por su trabajo.

Sol Ortega / Intermón Oxfam 

 

Comments (2) »

TRAGEDIA DE HAITÍ

EL VERDADERO ORIGEN DE LA TRAGEDIA DE HAITÍ
Por: Xavier Caño Tamayo

 

 

Madrid, 18 Febrero 2010, Especial para El Informante Perú.- Catástrofes naturales, lo que se dice catástrofes completamente naturales, no existen al cien por cien. Si rascamos en ellas, hallamos insolidaridad y codicias previas, incompetencia culpable, numerosas injusticias estructurales más dosis industriales de hipocresía.

Tomemos como ejemplo el terremoto de Haití, el hundimiento (materialmente hablando) de Puerto Príncipe, su capital.

En un extraordinario y denso programa informativo elaborado por un equipo de competentes periodistas de TVE (bien escaso en estos tiempos) sobre el desastre de Haití, averiguamos que en anteriores catástrofes no se distribuyó la ayuda humanitaria por errores logísticos. En este terremoto, la ayuda humanitaria se amontona en el aeropuerto de la capital, pero los haitianos deambulan por las calles sin nada de lo que necesitan, muchos obteniendo lo que pueden de los comercios de alimentos destruidos… Por lo menos así es al escribir estas líneas.

En el programa informativo citado, portavoces de instituciones internacionales, Cruz Roja y otras organizaciones solidarias coinciden que es un problema enorme resolver la “cuestión logística” para hacer llegar la ayuda humanitaria a los haitianos que la necesitan, que son casi todos. Falla pues, como una escopeta de feria, el “conjunto de medios e infraestructuras necesarios” (que eso es la logística) para repartir equipos sanitarios, medicamentos, alimentos, agua…

¿Falló la logística en la reunión y reparto de millones de dólares para salvar a los incompetentes, imprudentes y codiciosos grandes bancos del mundo al inicio de la crisis financiera? ¿Qué problemas concretos hay para repartir la ayuda humanitaria? ¿No hay suficiente personal? ¿No hay medios de transporte? Dicen que en Haití ya no hay Estado y eso complica todo. ¿No puede la ONU sustituir siquiera provisionalmente ese inexistente Estado?

¿Por qué ha ocurrido esa catástrofe? Sólo he oído exponer la causa última de la tragedia de Haití al buen periodista que es el reportero Vicente Romero, enviado a Haití, y a un portavoz de Intermón Oxfam. La tragedia ha sido tan cuantiosa porque en Puerto Príncipe, la capital, se hacinaban miles y miles de personas pobres que huyeron hace años de las zonas rurales y se instalaron allí en viviendas precarias; villas miseria, favelas, bidonvilles o como quieran llamar a esos agujeros de pobreza y marginalidad.

¿Y porqué se desplazaron en masa del campo a la capital? Porqué se quedaron sin trabajo ni posibilidad de tenerlo. ¿Y por qué ese desempleo masivo? Porque los genios del Fondo Monetario Internacional decidieron “liberalizar” el mercado del arroz en aras del “libre comercio”. Es decir, desposeyeron a Haití de la potestad de poner aranceles al arroz extranjero.

El resultado fue que cultivadores y recolectores de arroz de Haití quedaron a merced del sector arrocero estadounidense, subvencionado por el gobierno de los Estados Unidos. Arruinaron el arroz haitiano, vendiendo Estados Unidos el suyo mucho más barato; de hecho por debajo del precio de coste. Ésa es la libertad de comercio que entienden los Estados poderosos, las organizaciones económicas internacionales y las minorías privilegiadas y codiciosas a cuyo leal servicio están.

La película real de los hechos es ésta: el sector arrocero haitiano se hunde, los campesinos haitianos emigran a su capital y se amontonan en viviendas precarias, se produce el terremoto y las endebles viviendas (y otras que parece que no lo son) se hunden. Muchos haitianos mueren, otros muchos quedan heridos y todos sin hogar ni medios ni nada de nada deambulan por las calles de Puerto Príncipe sin futuro ni horizonte.

¿Por qué en Japón (tierra de terremotos) cuando tiembla la tierra no hay muertos o muy pocos? ¿Será porque los edificios están construidos con todos los avances arquitectónicos contra  terremotos? ¿Tendrá que ver el grado de pobreza o riqueza de un país con que las catástrofes naturales sean letales o no?

Y ese grado de pobreza o riqueza, de desarrollo, ¿tiene que ver con la justicia y equidad (o no) de un sistema voraz, codicioso y predador como es el capitalista neoliberal?

Llamemos a las cosas por su nombre. Los millones de dólares que el mundo rico destina ahora a Haití no borran la responsabilidad de ese mundo en el origen de la tragedia: imponer unas políticas económicas injustas y perniciosas, además de inútiles. Por no hablar del histórico abandono de Haití por Francia o Estados Unidos, por ejemplo, en aras de sus intereses nacionales.

Comments (2) »

Entrada anterior

Vodpod videos no longer available.
 

 

more about “Roberto Carlos – De repente el amor c…“, posted with vodpod

Comments (1) »

FELIZ DÍA

 

Corazón Coraza

Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

Porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes donde quiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

 Mario Benedetti

 

Leave a comment »

SAN VALENTÍN

Yo no te pido

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
sólo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Yo no te pido que me firmes
diez papeles grises para amar
sólo te pido que tú quieras
las palomas que suelo mirar.

De lo pasado no lo voy a negar
el futuro algún día llegará
y del presente
qué le importa a la gente
si es que siempre van a hablar.

Sigue llenando este minuto
de razones para respirar
no me complazcas no te niegues
no hables por hablar.

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
sólo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

 Mario Benedetti

Comments (1) »

EL BUEN CAFÉ

El café es, en volumen, el segundo producto más comerciado en el mundo entero después del petróleo. Esto explica, en sí, su trascendencia, tanto para los países productores como para los países productores como para los países consumidores.

Oriundo de Etiopía, el café se difundió como bebida en Arabia, entre los siglos XIII al XV; en el Cercano Oriente, en el siglo XVI; en Europa, en el XVII; y, en América, en el XVIII. Como cultivo se aclimató rápidamente en el Nuevo Mundo. Varios países asiáticos, latinoamericanos y africanos, entre los Trópicos de Cáncer y de Capricornio, encontraron en este producto la clave para su desarrollo económico.

La importancia del café radica en que, como cultivo y como artículo de exportación y consumo, pasa por una serie de procesos y etapas que involucran a millones de personas: desde la formación de almácigos, el transplante, cultivo, poda, cosecha, despulpado, fermentación, lavado, secado, descascarado, escogido, empaque, comercialización, transporte, embarque, desembarque, separación, mezcla, tueste, empaque y etiquetado, hasta su venta al detalle. Finalmente, el producto es molido, preparado, servido y saboreado en una taza.

Para el caso de Guatemala, existen numerosos estudios que han investigado y analizado el café desde diferentes puntos de vista. Pero no existe una historia que trate el tema en todo su contexto agrícola, económico, social, comercial y cultural.

La presente obra constituye un libro ilustrado, que contiene todos estos diversos aspectos: desde su propagación el  mundo, su introducción en Guatemala, difusión, vicisitudes de los pioneros y logros de los empresarios caficultores, favorecidos por el Estado liberal, por una parte, pero también desmotivados por la lucha contra las inclemencias del tiempo, la naturaleza, las plagas, la competencia en el mercado, la inestabilidad de los precios y los problemas en la comercialización, por la otra.

Mediante la historia casos particulares y una visión general, esta obra muestra la actuación y perseverancia de los actores económicos históricos, la diversidad y complejidad, la coyuntura, la contingencia y los ciclos económicos a que está sujeto este producto que, como cultivo, ha cimentada base de la Guatemala de hoy.

La Asociación Nacional del Café, ANACAFÉ, fue fundada el 4 de noviembre de 1960, con el objetivo de velar por los intereses de los productores de café del país.

Los miembros de ANACAFÉ están conformados por todas aquellas personas que producen café, entre ellos: fincas, cooperativas, y pequeños productores, todos los cuales a la fecha suman más de 60,000.

Para cumplir estos objetivos, ANACAFÉ desarrolla diversas actividades que promueven la excelencia del café guatemalteco a nivel nacional e internacional, brindando también servicios de asistencia técnica, investigación, de laboratorio (análisis foliar y de suelos) e información del mercado.

ANACAFÉ orienta, desarrolla y ejecuta la política cafetera del país. Regula las exportaciones de café a través de la emisión de licencias de exportación.

ANACAFÉ también representa los intereses de la caficultora ante la Organización Internacional del Café (OIC)

Actualmente, la institución cuenta con 19 oficinas regionales en los diferentes departamentos y municipios de la República. En dichos centros se dan asesorías, se investiga y se informa a los caficultores respecto a temas

que ayudan al buen desarrollo de sus cultivos.

 Agua Pura Salvavidas y la Asociación Nacional del Café (Anacafé), a través de los Cafés de Guatemala, buscan retomar la alianza realizada en el año 2002, con el propósito de  incrementar el consumo de los excelentes cafés guatemaltecos con la combinación perfecta del agua más confiable y segura . 

 

Al integrar los Cafés de Guatemala…los mejores del mundo y Agua Pura Salvavidas, se pretende incentivar en los guatemaltecos el orgullo de consumir nuestro café tostado y molido, uno de los mejores del mundo, además de prepararlo de la forma correcta.  El agua recomendada por Anacafé es Agua Pura Salvavidas, la más confiable y segura, ya que contiene la cantidad ideal de minerales necesarios que permiten una mejor extracción de las características del café.  Siendo el guatemalteco un gran consumidor de café, está transformando sus hábitos de consumo, aprendiendo más sobre la calidad y de la preparación del mismo.   Al aumentar el consumo interno de café de calidad, se reflejará en cambios positivos para la economía nacional.  

 

Con Agua Pura Salvavidas y Cafés de Guatemala… los mejores del Mundo, el consumidor podrá degustar del café en su mejor expresión,  preparado con el agua que posee la cantidad ideal de minerales adecuados para la salud.  Además, el propósito de ésta unión es fortalecer el orgullo nacional de los guatemaltecos, elemento positivo e importante en la actualidad de nuestro país.   

 

 

 

Comments (1) »