Archive for marzo, 2010

MARÍA MAGDALENA

María Magdalena: Llamada por su nombre   

Al principio ella no lo reconoció, pero cuando dijo su nombre de inmediato supo quién era. María Magdalena se había arrodillado junto a la cruz de Cristo durante esas horas largas y fatídicas en el Calvario.

Aunque el suplicio había sido fatal y agotador, ella se levantó muy temprano el primer día de la semana y fue al sepulcro, siendo todavía oscuro. Al descubrir que no estaba ahí, rompió en llanto. María estaba tan desesperada en su afán de dar al cuerpo torturado de su amado Señor sepultura adecuada que con lágrimas pidió al hortelano, ofreciéndole dinero, que lo llevara donde Él se encontraba.

Pero el hombre con el cual habló no era hortelano. Dijo sólo una palabra y ella supo que se trataba de Jesús de Nazaret. Bastó que Él dijera: “María” para que ella, a su vez, respondiera diciendo: Rabonní, palabra hebrea que quería decir “maestro”. Los dos compartieron un momento sagrado fuera del sepulcro cuando Cristo se le manifestó. María fue la primera persona en ver al Señor resucitado, una recompensa muy valiosa para su devoción inquebrantable.

La crucifixión del Señor Jesús fue un espectáculo político de proporciones monumentales. Aunque otros tomaron distancia de Él, temiendo por sus vidas, María permaneció fiel. Algunos historiadores creen que María estuvo presente en el Patio de Pilato, donde oyó a los líderes religiosos demandar su sangre y pronunciar su sentencia de muerte. Ella lo siguió cuando Él cargó su cruz en medio de una masa de espectadores enardecidos y presenció la violenta crucifixión. “Muchos se asombraron de Él, pues tenía desfigurado el semblante; ¡nada de humano tenía su aspecto! (Isaías 52:14, Nueva Versión Internacional). Aunque muchos de sus seguidores, incluso sus discípulos, huyeron temiendo por sus vidas, María nunca abandonó su puesto al lado de Èl.

Su devoción valerosa se inspiró en su profunda gratitud por el amor que Cristo le había mostrado. Hasta que Cristo la tocó, María fue una mujer desesperada que vivía en angustia solitaria. Fue atormentada por siete demonios. Aunque desconocemos la naturaleza de esos demonios, si era que la afligían con enfermedad, locura o inmoralidad, sí sabemos que esa mujer proscrita en el Israel del primer siglo habría sido despreciable. En su pueblo de Magdala, localizado a unos cinco kilómetros de Capernaúm, en la costa de Galilea, una mujer de carácter moral cuestionable no habría sido tolerada. El amor incondicional y el interés de Cristo por María, pese a las manchas de su fragilidad, son ilustraciones sorprendentes de su amor ilimitado por nosotros.

Gracias a los ojos de eternidad, Cristo descubrió suficiente valor en la condición quebrantada de María para perdonarla y sanarla. Ninguna otra religión fuera del cristianismo podría contener tal historia de redención. Si fuera juzgada por las normas y costumbres de su época, una mujer del carácter de María habría sido apedreada hasta morir.

Todos los que conocemos a Cristo hemos sido redimidos por Él de la misma manera poderosa como lo fue María. Nuestra salvación no es menos milagrosa que la de ella. No obstante, nuestra respuesta a la gracia salvadora de Dios puede ser muy distinta a la de ella. Después de ser perdonada, María se convirtió en una ferviente seguidora del Señor y de los doce discípulos. Empleó su dinero para ayudar a financiar su ministerio y pasó días viajando de ciudad en ciudad ministrándoles (Lucas 8:1-3). Se convirtió en una de las seguidoras más devotas del Señor. Su dedicación a Él jamás disminuyó; ni siquiera en el Calvario.

Si usted hubiera estado presente en el Calvario, ¿habría llorado al pie de la cruz? ¿Acaso habría usted presenciado la crucifixión a cierta distancia segura, parándose en una colina en la que podría haber escapado fácilmente si hubiera aumentado la violencia? ¿Habría usted ido al sepulcro o huido como los demás?

Quizá la realidad del sacrificio de Cristo en la cruz aun no ha llegado a tener mucho significado para usted. Si usted ha sentido que nadie le ama y que está lejos de Dios, puede estar seguro de que María tuvo los mismos sentimientos. Pero venció las tinieblas espirituales extendiendo su mano hacia el Señor y permitiéndole que la sanara. Cuando su gracia había sido confirmada en su vida, se apegó a Él. Su entrega tenaz resultó en bendiciones abundantes. El Señor hizo una pausa en los asuntos eternos para pronunciar su nombre. Al hacerlo, reafirmó su amor eterno por ella.

Cristo sabe también su nombre, pero si usted se aleja de Él se perderá bendiciones innumerables. Si usted no está demasiado avergonzado ni demasiado temeroso para rendir su vida completamente a Cristo, puede ser que lo escuche llamarle por su nombre.

“Por lo cual asimismo padezco esto: pero no me avergüenzo, porque yo sé a quién he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día”. (2 Timoteo 1:12)

Dr. Charles F. Stanley

******************

Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros.

 

Comments (1) »

ARTURO PÉREZ REVERTE

Leave a comment »

POWER POINT: LA CREACIÓN

POWER POINT: La Creacion

Comments (1) »

Mario Benedetti

Mario Benedetti

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
sólo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

Yo no te pido que me firmes
diez papeles grises para amar
sólo te pido que tú quieras
las palomas que suelo mirar.

De lo pasado no lo voy a negar
el futuro algún día llegará
y del presente
qué le importa a la gente
si es que siempre van a hablar.

Sigue llenando este minuto
de razones para respirar
no me complazcas no te niegues
no hables por hablar.

Yo no te pido que me bajes
una estrella azul
sólo te pido que mi espacio
llenes con tu luz.

 

Comments (1) »

MUJER TRABAJADORA

Cultura y roles

 

Una mujer llamada Adrián Chong de Bangladesh tejiendo. El trabajo textil ha sido históricamente considerado como una ocupación femenina en algunas culturas.

Desde la prehistoria, las mujeres, como los hombres, han asumido un papel cultural particular. En sociedades de caza y recolección, las mujeres casi siempre eran las que recogían los productos vegetales, mientras que los hombres suministraban la carne mediante la caza. A causa de su conocimiento profundo de la flora, la mayor parte de los antropólogos creen que fueron las mujeres quienes condujeron las sociedades antiguas hacia el Neolítico y se convirtieron en las primeras agricultoras.

En la Edad Media, los autores masculinos, pertenecientes a una estirpe, religiosos, tratadistas laicos y sobre todo, predicadores, hablaron de las condiciones y conductas que les exigen a las niñas, a las jóvenes y a las mayores. La conducta femenina fue pautada para cada momento y situación de la vida. Casi siempre la edad corresponde a un estado civil y a una función de acuerdo a ella. Tal es así que representó la imagen de la prometida, la casada, la viuda, es decir, siempre ligada a un hombre que se responsabilice por su conducta. El papel más importante atribuido a la mujer era el de esposa y madre.[1]

En la historia reciente, los roles de las mujeres han cambiado enormemente, Las funciones sociales tradicionales de las mujeres de la clase media consistían en las tareas domésticas, acentuando el cuidado de niños, y no solían acceder a un puesto de trabajo remunerado. Para las mujeres más pobres, sobre todo entre las clases obreras, esta situación era a veces un objetivo, ya que la necesidad económica las ha obligado durante mucho tiempo a buscar un empleo fuera de casa, aunque las ocupaciones en que se empleaban tradicionalmente las mujeres de clase obrera eran inferiores en prestigio y salario que aquellas que llevaban a cabo los hombres. Eventualmente, el liberar a las mujeres de la necesidad de un trabajo remunerado se convirtió en una señal de riqueza y prestigio familiar, mientras que la presencia de mujeres trabajadoras en una casa denotaba a una familia de clase inferior.

Leave a comment »

MUJER, 8 DE MARZO

Mujer trabajadora

 

Algunos quieren que el 8 se conmemore el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Parece ridículo que sea preciso un día en el calendario para que algunos se enteren de que la mujer es trabajadora desde que nace. Habitualmente debe cuidar de sus propios hermanos, ya que casi siempre es un poco más sensata que ellos. Va creciendo y de una manera natural ayuda a su madre en casi todas las tareas del hogar -sigo viendo pocos casos en los que los chicos lo hagan-. Va a la Universidad y da unas clases particulares para los gastos de los estudios: viene a ser como una preparación de lo que será el resto de su vida: compaginar varias tareas sin perder la sonrisa, sacando las mejores notas y cobrando el mínimo sueldo por el mismo trabajo que realizan sus compañeros. 

 

¿Alguien me podría presentar a más de dos hombres que planchen, laven, limpien rincones, cacas, cambien pañales, guarden la ropa de la temporada pasada, ordenen armarios, cocinen -y recojan los cacharros-, vayan cuatro veces al colegio cada día durante todos los años que sea necesario, hablen con los tutores de los niños y sigan sus estudios, escuchen a cada miembro de la familia cuando llegan a casa, sea el abuelo o la tía, al tiempo que prepara meriendas? Que sabe de medicina más que los expertos, pues con cada enfermedad de los hijos hace una tesis para asegurarse de que el tratamiento la va bien. Que no duerme desde que los bebés llegan a casa, ya que, incomprensiblemente, el marido jamás oye los berridos de la criatura. Que se levanta la primera para asegurarse de que todos desayunan bien y sale la última de casa, llegando a su propio trabajo ya agotada antes de comenzarlo. 

¿Y qué pide a cambio esa madre, esposa? Sólo una sonrisa, una palabra de cariño que con demasiada frecuencia no recibe, porque para todos lo natural es que la mujer sea superman.- Pilar Crespo Álvarez. Tarragona. 

 

Leave a comment »

HAITÍ

Haití, casi al borde del colapso

 Superficie: 27.750 Km.
 Población: 8.308.504
 Índice de pobreza: 70%
 Esperanza de vida: 53,23 años
 Mortalidad infantil: 71,6/1.000
 Acceso agua potable: 54 %
 Analfabetismo hombres: 54 %
 Analfabetismo mujeres: 50 %
 PIB por Habitante: 1.229 €


 Fuentes
: The World Factbook,
Guía del Mundo 2007 y HDR.

 

 

Las elecciones de febrero de 2006 permiten vislumbrar cierta normalización política tras el caos de los últimos años después de la sangrienta salida del ex presidente Aristide.

Las nuevas autoridades, lideradas por Réne Préval, se han comprometido a impulsar un conjunto de medidas de urgencia, sobre todo en la creación de empleo, los servicios públicos básicos y la reactivación económica. Sin embargo, la recuperación del país sigue dependiendo todavía de una ayuda internacional que no es suficiente.

Haití ocupa el último lugar en la lista de Desarrollo Humano del PNUD en el hemisferio americano. Su economía está en la ruina, las infraestructuras son inexistentes y el desempleo se ha convertido en un problema crónico.

Aproximadamente un 70% de la población vive en la pobreza y el 65% se dedica a una agricultura de subsistencia a pequeña escala.

El problema subyacente social más serio de Haití es la enorme desigualdad existente entre una mayoría negra criolla empobrecida y los mulatos de habla francesa (el 1 %) que se ha apropiado de casi la mitad la riqueza del país. Y, por si fuera poco, el tráfico de drogas ha corrompido el sistema judicial y la policía.

A pesar de su gran potencial turístico, la inestabilidad y la inagotable violencia entre bandas han acabado con toda posibilidad de generar ingresos en este sentido. Las Naciones Unidas han calificado la situación como catastrófica y las violaciones a los derechos humanos siguen siendo la tónica dominante.

Además, la gran deforestación que ha sufrido la isla y la falta de recursos para combatirla, ha dejado al país en una situación de máxima vulnerabilidad ante las tormentas tropicales. Un ejemplo de ello fue el ciclón Jeanne de 2004 donde actuamos en emergencia.

Intermón Ofam trabaja en varios proyectos de desarrollo y también en la comercialización de sus productos a través del comercio justo

Comments (1) »