NAVIDAD…

El pesebre: lo importante es que lo hagas con amor

Miércoles 14 de Diciembre de 2011 | “Puede haber estrellas, angelitos, renos y hasta un Papá Noel, pero en el centro, el Niño Dios; si no, no es la Navidad cristiana”, dice fray Marcos Porta.

Tres años antes de morir, en 1223, San Francisco de Asís inventó el pesebre. Cuenta la tradición, que el fraile, famoso por anunciar con tanto ardor el Evangelio que hasta los animales lo escuchaban con atención, buscaba la forma de representar el Nacimiento de Jesús vívidamente en un pesebre. Juan, un hombre que lo admiraba, lo ayudó: consiguió heno y le llevó un buey y un asno. Allí, Francisco concelebró una misa para todo el pueblo.

Coinciden los biógrafos en que cuando el fraile quiso nombrar al Niño, “transido de ternura y de amor” -lo imagina San Buenaventura- “lo llama Niño de Bethlehem”. En determinado momento, San Francisco ve a un niño hermosísimo dormido dentro del pesebre, lo levanta y lo acuna en sus brazos. De esto sería testigo Juan de Greccio, a quien todos consideraban un hombre virtuoso y digno de crédito.

San Buenaventura no sólo destaca “la santidad del testigo”, sino también las pruebas que siguieron. “El heno guardado por el pueblo se convirtió en milagrosa medicina para los animales enfermos y en revulsivo eficaz para alejar otras clases de pestes”, cuenta el biógrafo.

La historia se difunde

“La noticia de lo sucedido se divulgó por todo el mundo, a través de los tiempos, llevando el pesebre a todas las casas. Con el paso de los años, el nacimiento está presente en las oficinas, en las instituciones, en las iglesias. Es una tradición que llena nuestras historias personales y familiares y es a la vez una forma de evangelizar”, afirma el guardián del convento San Francisco, fray Marcos Porta.

Sin embargo, hoy muchos signos de la Navidad no son propiamente cristianos y van sustituyendo al actor principal: el Niño Dios. “Quienes pertenecemos a las iglesias cristianas, no sólo a la católica, tenemos el deber de seguir trasmitiendo a las nuevas generaciones nuestras creencias. Esto significa que puede haber estrellas, angelitos, renos, y hasta un Papá Noel en el pesebre, pero en el centro debe estar el Niño Dios. Si no, no es la Navidad, por lo menos la cristiana”, advierte el sacerdote.

El pesebre puede ser visto de diferentes maneras. Fray Marcos propone: 1) Como representación del misterio de la Encarnación de Dios y la humildad del pesebre. 2) Como una forma de mostrar que Dios está entre nosotros, rodeado de la familia, los animales que le dan calor, los pastores, que en su simplicidad aceptan la noticia, y los magos de Oriente, que se dejan guiar por la estrella hacia el nuevo rey.

El padre Miguel Alderete Garrido, párroco de El Salvador, destaca que el buey y el asno también tienen un significado. “Conoce el buey a su dueño, y el asno el pesebre de su amo, pero Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento”, dice la Biblia. “Esto significa que ante Dios, todos los hombres, tanto judíos como paganos, son como bueyes y asnos sin razón ni conocimiento. Pero el Niño, en el pesebre, abrió sus ojos de manera que ahora reconocen ya la voz de su dueño, la voz de su Señor”, interpreta. Pero advierte que hay quienes todavía no quieren reconocer que Dios ha nacido. “Son hombres vestidos lujosamente” dice citando las Escrituras, pero que no entienden una palabra.

1- PARROQUIA SAN ROQUE

Este año se trasladó al ala izquierda del templo y, con más espacio, es verdaderamente imponente. Están los pastores, los animales y hasta una fuentes de agua. Llama la atención que el lugar central no lo ocupe, la Virgen y San José, como suelen ser los tradicionales, pero hacia un costado la imagen de la familia está iluminada. Lindo y original.

2- PARROQUIA EL SALVADOR

En el barrio Obispo Piedrabuena, justo en la entrada del templo (hacia la izquierda) se encuentra el pesebre. Lleno de luces, muy alegre y poniendo en relevancia, además de las imágenes de la Sagrada familia, al buey y al asno como símbolos del reconocimiento y la fidelidad hacia el Maestro. Vale la pena visitarlo un rato.

3- IGLESIA DIVINO MAESTRO

En Lola Mora y Guatemala se encuentra esta capilla que está siendo construida con mucho esfuerzo y con la colaboración de los feligreses. Este año no quisieron dejar de armar el pesebre y con manteles blancos, ramas y muérdagos ambientaron el lugar que alberga a la Virgen, San José y a partir del 25 de diciembre, al Niño Jesús.

4- IGLESIA NUESTRA SEÑORA DE LOURDES

Tradicionalmente se arma este pesebre en el ala derecha del templo, en varios niveles, y posee imágenes de grandes dimensiones. El cielo estrellado de un azul intenso obnubila y obliga a perder la mirada varios minutos. Un lugar para pasar un tiempo en silencio y en contemplación, a modo de preparación con miras a la Navidad.

5- PARROQUIA SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

En el templo ubicado en Chacabuco al 500 el pesebre ocupa un lugar de relevancia, ya que está armado a los pies del altar. Sin dudas es más austero y sin tanto contexto que los demás, pero no deja de resultar encantador. En él se destacan las imágenes de la Virgen María y San José. Una invitación permanente para los vecinos de barrio Sur

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: