Posts tagged SOCIEDAD

Argentina, cosechas de soja y maíz

i3655-cosecha-de-soja-631x280

Lluvias demoran cosechas de soja y maíz en Argentina

La recolección de la soja y el maíz del ciclo 2012/13 avanzaron con lentitud en Argentina en la última semana debido a las abundantes lluvias que cayeron en las principales regiones agrícolas, dijo el viernes el ministerio de Agricultura en su informe semanal de cultivos.

El país es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el tercero de maíz, y el Gobierno prevé que la cosecha de la oleaginosa será de 51,3 millones de toneladas y la del cereal de un récord de 25,7 millones de toneladas.

Los cultivos de Argentina fueron afectados por una sequía a inicios de año, lo que recortó sus rendimientos, pero las precipitaciones se normalizaron a partir de la segunda mitad de febrero, atenuando las pérdidas.

Con respecto a la soja, en la delegación de General Madariaga, en el sudeste de la provincia de Buenos Aires, “el cultivo se encuentra con un elevado porcentaje de humedad lo que generará que la trilla se prolongue y se realice más lentamente que lo esperado”, dijo el Ministerio.

Los lotes de soja sembrados de manera temprana registraban rendimientos por lo general buenos, aunque los que fueron implantados más avanzada la campaña, los más afectados por la falta de agua, obtendrían una productividad más baja, señaló.

Del maíz la cartera agrícola dijo que “prosigue a ritmo lento la cosecha en Salliqueló (en el oeste de Buenos Aires), que a la fecha no alcanzó el 40 por ciento de la superficie destinada a grano, con rindes de alrededor de los 60 quintales (6 toneladas) por hectárea, como promedio para la delegación”. Buenos Aires es el principal distrito agrícola de Argentina.images

Hasta el jueves (fecha de actualización del reporte), los agricultores habían recolectado el 66 por ciento del área cosechable de los 19,1 millones de hectáreas sembrados con soja 2012/13, en un avance intersemanal de 11 puntos porcentuales, pero 1 punto detrás del ritmo del año anterior.

A su vez, los productores habían recolectado el 53 por ciento de la superficie cosechable de los 4,6 millones de hectáreas implantados con maíz, 5 puntos porcentuales más que la semana previa e igualando el ritmo de trilla de la campaña pasada. Según el Gobierno, cerca de 964.000 hectáreas sembradas con maíz 2012/13 no serían trilladas como consecuencia de la sequía de inicios de año.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires estimó la producción de soja argentina 2012/13 en 48,5 millones de toneladas y la de maíz 2012/13 en 24,8 millones de toneladas. A su vez, la Bolsa de Comercio de Rosario calculó las cosechas de la oleaginosa y el cereal de la actual campaña en 48 millones y 25,3 millones de toneladas, respectivamente.soja-y-maiz-2013-04-12-58710

Anuncios

Leave a comment »

¿Preparados para el Día del libro?

flores-papel-libro-4

El 23 de abril es un día especial para todos aquellos amantes de la lectura, ya que se rinde homenaje a la literatura universal con la celebración del Día del Libro. Para festejar este día y fomentar la lectura, se han organizado en diferentes puntos de España numerosas actividades.

Os hacemos una selección:

Madrid:

La Noche de los Libros, bajo el lema «¿Me regalas un libro? Te regalo un libro», contará con diversas actividades como la que se organiza en la plaza de Callao. Allí podrás retratarte con tu libro preferido. Además, para los más solidarios en el Teatro del Canal, a las 19.30 horas, habrá un recital de poesía y música titulado ‘Nos queda la palabra’.

En la Biblioteca Nacional, a las 19.00 horas, habrá una lectura pública, en la que los trabajadores leerán fragmentos de sus obras preferidas y a las 21.00, habrá un concierto a cargo de la coral del BNE, en el que se incluirán obras originales del acervo bibliográfico de la biblioteca.

Por último, para aquellos que quieran compartir este día tan especial con los más pequeños, en el Museo del Ferrocarril, de 10.00 a 15.00 horas, habrá un taller para la elaboración de marcapáginas ferroviarios y a la vez una exposición titulada ‘165 años, 165 libros’, en la que se hará un recorrido por los principales hitos del ferrocarril a través de los libros que se conservan en la biblioteca del museo.

Barcelona:

Coincidiendo con el Sant Jordi, se han organizado diferentes actos para celebrar esta fiesta que tiene como tradición regalar una rosa y un libro. Entre las actividades organizadas al aire libre, en la plaza Laguna Lanao, a partir de las 17.00 horas, habrá juegos y canciones. Y para los más solidarios, en las bibliotecas del distrito de la ciudad se podrá donar sangre y a cambio, como detalle a los donantes, se les regalará un libro.

En el Centro cívico Baró de Viver, de 17.30 a 20.00 horas, habrá una exposición poética participativa, en la que los asistentes llevarán un poema o narración y a cambio se les entregará una rosa. También se realizarán talleres familiares, para los que quieran ir con los más pequeños de la casa, en los que se contarán las aventuras de ‘Sant Jordi, la princesa y el dragón’, se harán manualidades como rosas de cartulina, teatro, narraciones, etc.

Segovia:

A las 12.00 horas, habrá un homenaje a Miguel de Cervantes, colocando una corona de laurel en la placa que lleva su nombre y otra a Antonio Machado en la estatua de la Plaza Mayor. Sancho Panza entregará un ejemplar de El Quijote al alcalde de Segovia, comenzando así al intercambio de libros entre los ciudadanos.

A las 20.00 horas, La cárcel de Segovia, Centro de Creación, ofrece un espectáculo de música, danza y poesía india, que correrá a cargo de Ravi Prasad y Mónica de la Fuente, en el centenario de la entrega del premio Nobel de literatura a Rabindranath Tagore, uno de los grandes autores del S.XIX y del XX.

Además, a las 21.00 horas, en la Iglesia de San Nicolás se podrá disfrutar de la primera jornada de la XX edición de la Semana del Cuento.

Granada:

A las 12.30 horas, habrá un acto de lectura continuada de textos de José Manuel Caballero Bonald, premio Cervantes, que se le entregará este 32 de abril en Alcalá de Henares. Y a la misma hora habrá una liberación masiva de libros dentro del proyecto ‘Bookcrossing’, en la biblioteca universitaria de Granada.

Además, desde las 17.30 hasta las 21.30 horas, habrá un taller dirigido a todos los públicos, de imprenta con tipos de plomo, en la Oficina Tipográfica.

Murcia:

En la Biblioteca Regional de 10.00 a 19.00 horas, en la actividad llamada ‘Libros muertos de risa’ cualquier persona podrá llevar sus libros al ‘bibliobus’ para cambiarlos por otros. Además, a las 19.00 horas, habrá una mesa redonda de ‘Fotoperiodismo y conflicto’.

A las 19.30 horas, tendrá lugar un concierto especial con el que se dará fin a la jornada con ‘Fanfare La Peri’, de Paul Dukas y una selección de canciones de West Side Story interpretadas con instrumentos de metal. También se interpretarán por un grupo de acordeonistas las obras ‘Jesús Bleibet meine Freude’, de Bach, ‘Danza Rusa’, de Stravinsky, ‘La muerte del ángel’, de Piazolla, y ‘Tango pour Claude’, de Richard Galliano.

Canarias:

A partir de las 17.00 horas, en la Librería del Cabildo de Gran Canaria, está previsto un recital poético musical por María Jesús Alvarado, Berbel, Santiago Gil y otros. A las 18.00 tendrá lugar la presentación del libro ‘Los cuentos famosos’, de Pepe Monegas.

De 10.00 a 18.00 en la Casa Museo Pérez-Galdós, habrá una visita guiada por la exposición «Bicentenario José de Viera y Clavijo. Bajo el signo de la ilustración». Y a las 19.00 habrá una conferencia sobre Viera y Clavijo y la primera imprenta en Gran Canaria, de Juan José Laforet.

Jerez de la Frontera:

A las 11.00 habrá un homenaje al libro, con una proyección audiovisual del 140 aniversario de la biblioteca municipal y a continuación una lectura pública de El Quijote. También habrá un Cuentacuentos con taller en la biblioteca municipal de la Estella.

A las 18.00 José Antonio Ramírez, presentará su libro ‘La niña que comía hilo’ en la carpa central, y a las 20.00 será el turno de Santiago Moreno con Tota en la biblioteca central.

Sevilla:

Para celebrar este día tan especial, en la Casa de la Ciencia, bajo el lema «La ciencia también es cultura», se hará una jornada de puertas abiertas, de 10.00 a 21.00 horas. Todo aquel que quiera podrá visitar el museo, siempre y cuando lleve un libro, recite en voz alta la primera frase o párrafo en recepción y se deje hacer una foto.

Benalmádena (Málaga):

En el castillo del Bil-Bil se llevará a cabo el acto Escritoras-escritores con voz, que consistirá en lecturas continuadas de relatos premiados en los certámenes «vigía de la costa» y en el concurso literario impulsado por la Delegación de Igualdad.

 

dia-libroimagen

Leave a comment »

La amarga historia del azúcar

Captura-de-pantalla-2013-04-04-a-las-12_04_28-600x397

Campos de caña de azúcar en Kalasin (Tailandia)

Hubo un tiempo en el que los hombres eran incapaces de sobrevivir al duro invierno. Durante los meses más cálidos, acumulaban frutos y carne, pero nunca conseguían suficiente alimento para pasar la época de frío. La población se veía diezmada en cada estación invernal y los humanos vivían continuamente acechados por la preocupación de la muerte. El Creador vio su sufrimiento y pidió ayuda al espíritu de los bosques, el Arce, para darles una fuente de energía que les permitiera sobrevivir. El Arce ofreció su sangre, dulce y energética, para suplir las carencias de los humanos. Pero obtener el jugo era demasiado fácil y su sabor, demasiado apetitoso: los hombres se volvieron adictos a aquella dulce savia y dejaron de consumir todo lo demás. Abandonaron sus poblados para aferrarse a los troncos de los arces y engordaron tanto que apenas podían moverse. Para revertir esa situación, el Creador decidió dificultar el acceso al dulce néctar: la savia dejaría de fluir de forma constante y los humanos tendrían que esperar hasta el final del invierno para recogerla. Después tendrían que transformarla ellos mismos, primero en sirope, y luego en azúcar. Así apreciarían el regalo que se les había concedido.

Ésta es una de las numerosas leyendas que los indios americanos cuentan sobre el origen del sirope de arce, ese popular líquido que en Norteamérica colocan en postres como las tortitas. El arce es una fuente marginal de azúcar, pero la leyenda sigue siendo una metáfora sobre los usos y abusos de un alimento que, hoy como hace cuatro siglos, arrastra sangre y sacrificio en su origen, y provoca la adicción de los opulentos.

Según se cree, los pueblos originarios de la isla de Nueva Guinea fueron los primeros en domesticar la caña de azúcar, que después pasó al Sudeste asiático: polinesios y asiáticos sólo usaban el jugo de la caña para beberlo. Sólo más tarde, en la India, se descubrió la técnica para convertir el jugo de caña en los dulces cristales con los que hoy nos endulzamos el café. Fue Alejandro Magno quien llevó a Grecia la preciada planta, que comenzó a comerciarse como un producto de lujo, y que se empleaba también por sus propiedades medicinales. A España llegó a través de los árabes y, en su segundo viaje a las Indias, Cristóbal Colón la introdujo en América, donde, en las regiones de climas tropicales, comenzaron a expandirse vastísimos cultivos de la caña, que nunca terminó de crecer bien en los climas templados y fríos de Europa. Sólo mucho después, en el siglo XVIII, los europeos descubrieron las propiedades cristalizadoras del zumo de remolacha, y fue entonces cuando su consumo se generalizó en el continente. Todavía hoy parece un pequeño misterio que el mismo producto pueda extraerse de lugares tan diversos como los altivos tallos de la caña y las raíces de la remolacha.

Campo caña de azucar

Campos de caña de azúcar en Kalasin (Tailandia)

En 2011 se produjeron más de 168 millones de toneladas de azúcar en todo el mundo#; en los países ricos se consumen unos 30 kilos por persona y año#. No son sólo las cucharadas que añadimos al café o los dulces que tomamos: el azúcar está presente en el pan, los lácteos y un sinfín de productos elaborados, salados y dulces, desde las empanadillas hasta los embutidos, pasando por la salsa de tomate. Si ni siquiera tenemos claro qué alimentos contienen azúcar, no hablemos de su origen; y se trata de un alimento básico, demasiado importante como para desconocerlo hasta ese punto. Por eso dedicaremos las próximas páginas a investigar, en toda su extensión, la cadena de producción del azúcar, desde la siembra hasta que llega a nuestras mesas. El trayecto es largo y difícil de trazar, plagado de infamias y sinsentidos propios de un sistema que coloca la tierra, el agua y a los seres humanos al servicio de la acumulación de capital. El relato será, cuando menos, agridulce.

El trabajo más duro del mundo

La primera parte de la cadena de producción es la que está bañada con más sangre. El cultivo de la caña de azúcar, de la que proviene cerca del 80 por ciento del azúcar que se produce a nivel mundial#, una planta propia de climas tropicales, fue, en los años de la conquista y colonización de América del Sur, una pieza fundamental de la economía esclavista que colocó a pueblos y continentes enteros al servicio de las metrópolis ibéricas. Dos siglos después de la abolición legal de la esclavitud, en Brasil, el principal productor y exportador mundial de caña de azúcar, miles de jornaleros trabajan en condiciones análogas a la esclavitud, una situación que se repite en los cañaverales de medio mundo. De hecho, aunque la recogida de caña tiene fama de ser uno de los trabajos más duros que existen, en la mayoría de los casos se sigue realizando de forma manual#: la mano de obra es tan barata que la industria brasileña no tiene incentivos para emprender una mecanización que lleva anunciando desde los años 70, y mucho menos en la India, el segundo mayor productor mundial#, donde las máquinas se utilizan en apenas un 4% de la producción. El resto son jornaleros que golpean con sus machetes los robustos tallos de la caña.

Aunque la mecanización no llega, la productividad en el sector no deja de crecer, vía rebaja salarial. Se ha generalizado el pago a los jornaleros por peso recogido, lo que los obliga a trabajar más horas. A menudo, para llegar a un salario de miseria se requieren jornadas extenuantes: algunas estimaciones calculan que, para cortar una media de 12 toneladas de caña por día, el trabajador ha de caminar ocho kilómetros, dar 130.000 golpes de poda y perder ocho litros de agua#. No extraña entonces que, en muchos casos, los cortadores consuman drogas, como crack y marihuana, para aliviar sus peonadas. Tampoco sorprende que, a los pocos años de trabajar en las plantaciones, desarrollen enfermedades por la dureza del trabajo, la exposición a agrotóxicos y quemas y las nefastas condiciones de higiene y seguridad laboral.

Sangre y sacrificio para conseguir el jugo que se convertirá en dulces cristales, aunque no sólo en cristales. Cada vez un mayor porcentaje de los cultivos de caña –en Brasil, más de la mitad- se dedica a la producción de biocombustibles como el etanol. Aunque este producto se vendió como una alternativa ecológica a la combustión de hidrocarburos, se cuestiona cada vez más que, en un planeta donde mil millones de personas pasan hambre crónica#, se destinen millones de hectáreas a cultivar plantas que llenarán los tanques flex fuel de los automóviles de São Paulo, Los Ángeles o París. Todo ello, en un momento en que la caña se suma al arrollador avance de la soja, así como a la construcción de enormes emprendimientos como las grandes minas a cielo abierto o las centrales eléctricas. En América Latina, de la Amazonia al Cono Sur, las transnacionales de la agroindustria o la minería imponen sus intereses y, con la connivencia de los gobiernos de turno, expulsan a las poblaciones indígenas y campesinas, que en muchos casos se verán abocados a aceptar condiciones de trabajo esclavistas en el campo, o migrarán a las ciudades para engordar las favelas urbanas. La lógica del sistema está atravesada por la necesidad de acumulación de capital constante; y toda acumulación proviene de un despojo. Los indígenas suramericanos del siglo XXI viven, cinco siglos después de la llegada del hombre blanco a sus tierras, una nueva oleada de desalojos que posibilitan la amenaza, la represión y la violencia.

laboral

Una planta egoísta

Una constante se repite a lo largo y ancho del planeta, tanto en las plantaciones de azúcar como en las de soja o maíz: allí donde el agronegocio exportador sustituye al pequeño campesino, se multiplica la devastación social y ambiental. Los pequeños cultivos producen más alimentos y dan trabajo a más campesinos; los monocultivos extensivos son, por definición, perjudiciales para la tierra: empobrecen la población microbiana, el contenido de micronutrientes y la capacidad del suelo para retener el agua. Algunos estudios sostienen que rotar los cultivos con leguminosas, aplicar abonos naturales y reducir la maquinaria aumentaría la productividad en torno al 20 o 30 por ciento#.

Si la caña se cultiva normalmente en grandes extensiones de monocultivo, la remolacha suele sembrarse en campos de menores dimensiones; pero ambas plantas tienen varias cosas en común: las dos son voraces en la absorción de nutrientes, las semillas se compran a grandes empresas –a menudo, transgénicas- y, para conseguir un pleno rendimiento, el agricultor debe aplicar los agroquímicos que fabrican las mismas empresas.

Los grandes monocultivos de caña o soja se asocian a la pérdida de la diversidad de especies; lo cierto es que, desde la Revolución Verde iniciada a mediados del siglo XX, las especies y variedades menos productivas se han dejado de lado. Apenas un dato: el 90% de las calorías que se consumen a nivel mundial proceden de apenas una treintena de variedades#. Pero los monocultivos de una sola variedad dejan campos enteros inermes frente a las plagas; para evitarlas, se hacen cada vez más necesarios pesticidas y herbicidas cada vez más potentes, que acaban con los microbios, pero que también tienen efectos perjudiciales en la población humana. Y, si la toxicidad de los alimentos que consumimos es cada vez más preocupante, no lo es menos la pérdida de biodiversidad de las especies, que hace a los seres humanos cada vez más vulnerables y pone en entredicho la soberanía alimentaria. En muchas regiones del mundo, la privatización de las semillas y las patentes es un debate candente y, para las comunidades campesinas, una batalla definitiva contra un sistema económico que los condena a la marginalidad.

 laboral

Los desequilibrios del comercio internacional

Campos de caña de azúcar en Kalasin (Tailandia)

La cadena de producción del azúcar no se resume a la siembra y el cultivo: después de la recogida de los tallos de la caña o de las raíces remolacheras, queda aún un largo camino hasta que el azúcar llegue a nuestra mesa: refinado, envasado, transporte, distribución. El comercio del azúcar es cada vez menos localista y más global, es decir, el azúcar que consumen los seres humanos de todo el planeta cada vez viaja más kilómetros. Esto, además de consecuencias sociales e incluso geopolíticas, supone un alto coste en términos medioambientales, que han abierto un debate en torno a la necesidad de proteger la producción local mediante medidas proteccionistas en cada estado que, además, protejan la soberanía alimentaria de cada país. Frente a estas posiciones, los países del Sur enfatizan la injusticia que supone que los países del Norte, que obligaron al Sur a abrir sus fronteras a las manufacturas europeas y estadounidenses, levanten altos muros para defender su agricultura, el único sector en el que pueden competir muchos países africanos o latinoamericanos.

Mientras los jornaleros brasileños, camboyanos o guatemaltecos experimentan en sus carnes las duras leyes de la competencia del comercio mundial, los agricultores europeos que todavía plantan remolacha lo hacen gracias a los generosos subsidios de una Unión Europea, que no sólo garantiza su mercado imponiendo fuertes tasas al azúcar que llega de fuera, sino que coloca en el mercado exterior su azúcar a un precio muy inferior al de coste (práctica conocida como dumping). Con ello, expulsan del mercado a países que no pueden producir a un coste tan bajo, e introducen volatilidad en un sector que depende más de los subsidios y las cuotas que de la demanda real.

Países como Brasil, Tailandia y Australia han batallado en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para poner fin al dumping practicado por una agricultura europea que se debate entre la competencia desleal con los países del Sur y la desaparición. Pese a las resistencias, y en parte gracias a la presión de los países exportadores del Sur –o tal vez por la propia lógica del sistema capitalista-, algunas de estas medidas proteccionistas van cayendo, y desde 2006 los cambios regulatorios en el mercado europeo del azúcar han hecho caer en picado los cultivos de remolacha en países como España, al tiempo que los criterios de eficiencia imponen una mayor concentración al sector. Sin embargo, la liberalización del sector no ha hecho aumentar, por ahora, el precio internacional del azúcar. En cuanto a Estados Unidos, otro importante productor de remolacha, las tareas de la cosecha están reservadas de forma casi exclusiva a los inmigrantes latinoamericanos. Una vez más, del norte de América hasta Camboya, inmigración y explotación laboral van de la mano.

 

¿Demasiado azúcar?

La adicción y la enfermedad llegan al final de la cadena. A los seres humanos nos gusta el azúcar por naturaleza, pues los azúcares son la principal fuente de energía para el consumo inmediato de nuestras células. Además, el organismo humano tiende a habituarse rápidamente al consumo de una determinada cantidad de glucosa, lo que significa que, cuanta más tomemos, más nos pedirá el cuerpo. Como en la leyenda del Arce, los problemas para la salud derivados del consumo de azúcar llegaron con su fácil acceso. Durante siglos, no estuvo al alcance de todos; hoy, el abuso en el consumo de azúcar deriva en enfermedades graves, como la obesidad y la diabetes, cada vez más frecuentes en los países ricos, donde el estilo de vida es cada vez más sedentario.

Azucar

Campos de caña de azúcar en Kalasin (Tailandia)

Las campañas publicitarias que promueven el consumo de azúcar se alternan con la propaganda que nos inyecta la afección por lo ‘light’ o ‘diet’. Pese al miedo a engordar generalizado en buena parte de la población, especialmente entre las mujeres, el consumo de azúcar sigue creciendo en el mundo opulento: en España, pasó de los 24 kilos por persona y año en 1987 a los 30 kilos de 2003#. Sin embargo, el consumo de azúcar de mesa –los cristalitos que le colocamos al café o con los que preparamos los postres- disminuyó notablemente. ¿Y entonces? La respuesta está en los hábitos de consumo. La mayoría de los productos elaborados que compramos, dulces o salados, llevan azúcar añadido, desde unas empanadillas hasta una salsa de tomate, pasando por los embutidos. El 75 por ciento# del azúcar que consumimos viene de este tipo de productos, sin duda menos saludables que los alimentos frescos. La mayor parte de las veces, consumimos azúcar sin siquiera saberlo…

 

Las resistencias

Los datos siempre son fríos, pero esta larga cadena, subyugada a la lógica del capital, oculta miles de nombres propios, protagonistas, víctimas y triunfadores. Conoceremos sus historias. Y tampoco será todo amargura: cada vez surgen, también, más alternativas que buscan un menor impacto social y medioambiental, como la miel –que endulzó los paladares europeos hasta la generalización del consumo de azúcar en el siglo XVIII- o la estevia, una planta que muchos aclaman por sus cualidades medicinales y que se puede cultivar en cualquier balcón. Y resistencias de quienes, a lo ancho y largo del mundo, sufren en primera persona los vaivenes del mercado, como los valientes guerreros del Movimiento de los Sin Tierra en Brasil. O quienes, desde latitudes más acomodadas, pelean desde sus pequeños huertos caseros para escapar a la lógica de un sistema donde cada vez es más difícil tener garantías sobre la toxicidad de los alimentos que comemos.

La primera batalla es la de la información. Queremos saber no sólo de dónde viene el azúcar, sino en qué cantidades debemos consumirlo y cuál es la bondad tanto de las alternativas solidarias –el comercio justo está en el punto de mira- como de los sustitutos –ciertos edulcorantes hipocalóricos, como la sacarina, han sido prohibidos en algunos países por sus efectos negativos para la salud-. Queremos conocer cuáles son las perversiones de un sistema que alimenta a los coches antes de las personas, y que, en nombre de la sacrosanta libertad –que a menudo no es sino una carta blanca a la dominación de los grupos de poder-, condena a la miseria y al despojo a millones de campesinos en todo el mundo, obligados a trabajar de sol a sol a cambio de un salario indigno. Un sistema para el que todo es mercancía, desde la tierra a los jornaleros, desde el agua a las semillas. Nada escapa a la lógica de la acumulación de capital y a las voraces leyes de competencia del mercado global.

La producción del azúcar sigue siendo una historia muy amarga. De todos nosotros depende hacerla más dulce.

COMPARTIDO: http://periodismohumano.com/

 

Comments (2) »

8 DE MARZO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

8demarzo_

El Día de la Mujer Trabajadora, contextualizando el momento histórico en el que fue propuesto, tenía como objetivo fundamental la movilización de las mujeres a favor de la conquista de su derecho al voto, es evidente que casi 100 años más tarde ha diversificado su razón de ser, en la medida que el sistema económico dominante ha diversificado también sus formas de explotación.

Hoy por hoy, es necesario retomar el 8 de marzo como una fecha que pertenece al Movimiento revolucionario vinculado al Socialismo.

Y es que el 8 de marzo es un día para la agitación de los sectores femeninos en el que se incentive la organización para la conquista de nuestras luchas y reivindicaciones concretas. Es una fecha para el análisis de las condiciones de explotación y opresión a las que venimos siendo sometidas las mujeres en ésta sociedad jerarquizada, donde predomina la propiedad privada sobre los medios de producción.

Desmontar y arrebatar de las manos de la burguesía ésta celebración, que ha sido deformada como un día para el consumo en el que se hace alarde de nuestra discriminación y explotación, debe ser un objetivo para el movimiento de mujeres, pues para nosotras se trata de combatir dos sistemas que se sostienen sobre nuestra opresión, y no de exacerbar lo que nos mantiene oprimidas.

Para los sectores populares retomar el Día Internacional de la Mujer” trabajadora ”, es y deber ser, un punto de honor, no sólo para reivindicar la memoria de las mártires y heroínas de la clase obrera y trabajadora, forjadoras de los derechos y actuales condiciones donde se desenvuelve la mujer de hoy, pues las conquistas que ahora vemos con naturalidad costaron en la historia reciente, la vida y sacrificio de muchas mujeres, que ni siquiera han quedado en las páginas de la historia. Sino que además es un elemento clave para imprimirle a la lucha femenina el carácter de clase que requiere para elevar cualitativamente su impacto real en los sectores populares y en el resto de la sociedad.

El Día de la Mujer Trabajadora sólo tiene sentido, si las mujeres pobres nos organizamos y luchamos por construir una sociedad distinta. Es absurdo desde todo punto de vista, celebrar una fecha para y por el “tener”, una fecha para la vejación, que sea la antítesis de la verdadera esencia que hizo nacer un día tan significativo como éste.mujer-trabajadora

Comments (2) »

8 DE MARZO DÍA DE LA MUJER

untitled

Marzo es un mes especial en el calendario, pues es una ocasión para rendir un merecido homenaje a las mujeres en el mundo, desde diversos contextos de su quehacer cotidiano.

A lo largo de los tiempos, las mujeres han destacado en múltiples rubros de la ciencia e investigación, el deporte, la ecología, la política, el arte, la cultura, el periodismo entre otros.

En el campo de las letras, el Perú ostenta una pléyade de mujeres que, en sus respectivas épocas, pusieron de manifiesto su voz de protesta, sus alabanzas a la vida, desnudaron sus más íntimos pensamientos y reflexiones, recogieron el sentir de quienes no podían expresarse, y lo plasmaron en la tinta y el papel.

Para contextualizar el rol actual que juegan las mujeres en el ámbito de las letras, la cultura y el periodismo, las autoras y periodistas Rosina Valcárcel, Carmen Ollé, Rocío Silva Santisteban, Gabriela Wiener y Patricia del Río, se juntan en el programa Letras en el tiempo para hablarnos de ello.

Rosina Valcárcel (Lima, 1947), escritora, antropóloga y periodista, defensora de los derechos humanos. Directora de “Kachkaniraqmi”. Premio Poesía José María Arguedas, Premio Poesía Hipocampo 2010. Entre sus obras destacan “Sendas del bosque”, “Navíos”, “Una mujer canta en medio del caos”, “Loca como las aves”, “Paseo de sonámbula”, “Aprendiz de mago”, “Naturaleza viva” y de pronta publicación “Mitos, dominación y resistencia andina”.

Carmen Ollé (Lima, 1947), es escritora, licenciada en Educación en la especialidad de Lengua y Literatura. Ha publicado “Noches de adrenalina”, “Todo orgullo humea la noche”, “¿Por qué hacen tanto ruido?”, “Las dos caras del deseo”, “Pista falsa”, “Una muchacha bajo su paraguas”, “Halcones en el parque”, y sus poemas figuran en diversas antologías literarias.

Rocío Silva Santisteban (Lima, 1963), poeta, escritora, periodista. Actualmente es Secretaria Ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos. Escribe en la columna de opinión “Kolumna okupa”, en el diario La República. Ha publicado cinco libros de poesía, uno de cuentos “Me perturbas”, y como crítica literaria “El combate de los ángeles”, “Nadie sabe mis cosas”, ensayos en torno a la poeta Blanca Varela. Ganó el Premio Copé de Plata 1986 con “Este oficio no me gusta” y en 2006 con “las hijas del terror”. Está en vías de publicar “La muchacha mala de la historia”, crónicas de mujeres y contracultura.

Gabriela Wiener (Lima, 1975), escritora, periodista y una de las nuevas voces del periodismo narrativo latinoamericano último. Ha publicado “Sexografías”, “Nueve lunas”, “Mozart, la iguana con priapismo y otras historias”, “Kit de supervivencia para el fin del mundo”; y la plaqueta de poesía “Cosas que deja la gente cuando se va”. Colabora para la revista Etiqueta negra como corresponsal en Madrid y ha escrito para diversos diarios europeos y latinoamericanos. Actualmente radica en Madrid como redactora jefe de la revista Marie Claire.

Patricia del Río, lingüista, periodista, columnista en el diario El Comercio y conductora del programa “Las cinco de las siete” por RPP TV.644617_496743017039971_120243042_nmujer 01

Leave a comment »

En el Día de la Mujer Paraguaya

En el Día de la Mujer Paraguaya

El primer acontecimiento importante del calendario escolar es el Día de la Mujer Paraguaya, que se celebra cada 24 de febrero, en recordación de la asamblea realizada por las heroicas residentes en fecha 24 de febrero de 1867, donde decidieron ofrendar sus joyas más preciadas para colaborar con la defensa de la patria, en ocasión de la guerra de la Triple Alianza.

030219145958331

Juana María de Lara.

Constituye un acto de estricta justicia recordar y testimoniar nuestro reconocimiento a todas las mujeres paraguayas, por sus múltiples y trascendentes aportes a la patria paraguaya, desde sus albores hasta nuestros días, y que tienen en Las Residentes su representación más emblemática, pues resumen varios de los atributos más significativos de la mujer paraguaya: amor sin fronteras, valentía y coraje a toda prueba, gran capacidad intelectual, además de un espíritu de entrega y sacrificio extremos!!

Al analizar el devenir de nuestra historia como nación, se vuelve imperioso reconocer y resaltar el aporte vital de la mujer, que se hace evidente en todas las épocas y circunstancias; desde las hacendosas, pulcras, prolíficas y valientes aborígenes guaraníes, quienes legaron el matriarcado como institución de gran contenido y significación en la educación de los hijos y la vida de hogar, cuya influencia percibimos hasta hoy en muchos de los hogares paraguayos.

Máxima Lugo.

En el nacimiento del Paraguay como nación independiente, recordamos a doña Juan María de Lara, que inspirara los colores de nuestra enseña nacional. Y en el largo proceso de consolidación de la nación paraguaya, cómo olvidar los aportes de notables mujeres como las educadoras María Felicidad González, Asunción Escalada, Celsa y Adela Speratti; insignes profesionales como la abogada Serafina Dávalos, valientes dirigentes sociales como doña Carmen de Lara Castro, artistas de renombre como Máxima Lugo, Olga Blinder y Berta Rojas, destacadas intelectuales como Milda Rivarola y Graziella Corvalán, entre tantas otras.

Este rápido recorrido por nuestra historia, y la subsecuente reseña -aunque parcial e imperfecta-, nos permite rescatar algunos valores sustantivos que siempre han promovido y defendido las mujeres paraguayas, como la integridad y coherencia, tolerancia y solidaridad, humildad y laboriosidad, respeto sin cobardía. Son virtudes muy necesarias de rescatar ante la actual crisis de valores de la sociedad actual, y, muy especialmente, de muchas mujeres que pueden caer seducidas ante las múltiples tentaciones y frivolidades de la sociedad consumista actual, que exalta el tener antes que el ser.

Y así como antes, hoy no podemos ignorar a las sufridas mujeres del campo. Ellas comparten todas las carencias, postergaciones y trabajos con sus compañeros agricultores. Y antes que todo, recordemos con veneración a la mujer más ilustre de todas las mujeres: a nuestras propias madres, a quienes no sólo debemos la vida, sino además, gran parte de nuestra formación y educación, y la riqueza de nuestra personalidad. Rescatamos, pues, valiosos aportes de la mujer paraguaya, ya sea como profesional, artista, educadora, productora, madre y compañera, con actitud de mediadora para conciliar todas las diferencias.

Leave a comment »

LA GENTE QUE ME GUSTA-MARIO BENEDETTI

Leave a comment »